Apple Paga a Finisar $390 millones para proteger su suministro de sensores valiosos del iPhone X

por Suris Garcia  Dec 21, 2017

Apple, el gigante de la tecnología, trajo el iPhone X este año al mercado, pero la falta de una protección significante resultó en predicción de una escasez de suministro para vendedores y consumidores. Los informes en miércoles muestran que Apple está actuando rápido para asegurarse del acceso futuro a algunas partes más elaboradas del dispositivo para prevenir que esta situación ocurra de nuevo en el futuro.

Según Reuters, el trato de $390 millones de Apple con Finisar Corp no sólo protegerá el futuro suministro de “láser de emisión superficial con cavidad vertical” (VCSELs por sus siglas en inglés) – parte de un sensor complicado detrás de la tecnología del Face ID de iPhone X – pero simultáneamente lo hace más difícil para que cualquier de sus competidores consigan algunos.

VCSELs no es una nueva tecnología, pero el tipo de tecnología miniatura usado en smartphones para habilitar el mapeo en 3D altamente detallado es frecuentemente mencionado como el futuro de la tecnología de realidad aumentada.  Colocarlos en un dispositivo tan pequeños como el iPhone X es realmente un desafío técnico que aparentemente Apple tiene que reducir los requisitos de calidad para poder cumplir los plazos de lanzamiento, informa Bloomberg a principios de este año:

El proyector de puntos es el centro de los problemas de producción de Apple. … El proyector de puntos usa algo llamado emisor de láser de emisión superficial con cavidad vertical, o VCSEL.  El láser emite la luz a través de los lentes conocidos como un óptico de nivel oblea, la cual las enfoca en 30,000 puntos de luz infrarroja proyectadas en la cara del usuario. El láser está hecho de arseniuro de galio, un material semiconductor, y los lentes están hechos de vidrio; ambos son frágiles y fáciles de romper. La clave es la precisión. Si los componentes microscópicos están desviados aunque sea por varias micras, tan solo una fracción de un pelo, la tecnología no funcionará probablemente…

Face ID es el único componente de iPhone X que realmente necesita VCSEL para funcionar, pero es probable que poco a poco lo vayan a usar en una gran variedad de aplicaciones de AR. Por ejemplo, una versión menos sofisticada del hardware incorporado en el Microsoft Kinect puede monitorizar los movimientos del usuario; en smartphones, ellos probablemente ejerzan el poder para mejorar la fidelidad de objetos de AR proyectándolos en vivo en escenas de vida real. VCSEL también se ha usado en algunas otras marcas de teléfonos para lograr funciones menos ostentosos como el enfoque automático.

Según Reuters, Apple realizó el pago de $390 millones desde una fundación con más de $1 billón reservada para producciones de Estados Unidos. Finisar describió que el trato no es como una inversión, sino como una representación de “negocio previsto entre empresas durante un periodo de tiempo.” Para satisfacer la demanda, la empresa volverá a establecer una fábraca de 700,000 pies cuadrados en Sherman, Texas.

Debido a que la instalación va a producir VCSEL para Apple, el trato es que posiblemente tengan que poner un obstáculo para que los competidores no lo puedan conseguir. Uno de los fabricantes es Lumentum Holdings Inc., el cual se ha rumorado ser uno de los suministros de componentes al principio de este año – aunque estuvo plagado de obstáculos en la producción antes del lanzamiento del iPhone X. Tal como informó Bloomberg, el stock de Finisar subió al 32 por ciento el miércoles, mientras que Lumentum perdió un 15 por ciento.

A pesar de que esto podría significar que las capacidaes del estilo de iPhone X tarden un poco en llegar a tu Samsung, Huawei, o dispositivos Google, no te preocupes demasiado: Tal como señaló Gizmodo en nuestra reseña del iPhone 8, pasarás bien a pesar de que no tengas los últimos láseres en tu teléfono.