Galaxy S9 vs iPhone X: Samsung y Apple están en guerra

por Cintia Moya  Mar 23, 2018

Galaxy S9 vs iPhone X: ¿Cuál es el mejor teléfono de alta calidad?

Considerando que Samsung ha presentado su nuevo teléfono insignia Galaxy S9 para 2018, probablemente estés preguntando esta pregunta: ¿cómo se compara con el gigante iPhone X de Apple que ha lanzado al final de 2017?

Samsung y Apple llevan tiempo luchando en el mundo de los teléfonos inteligentes, y los smartphones de Samsung siempre sirven de la mejor alternativa de Android al iPhone. Ambas compañías ahora ofrecen especificaciones y rendimiento increíbles en sus teléfonos inteligentes.

Pero ¿cuál es el mejor para ti y cuál es la diferencia entre ellos? Veamos más detalles a continuación.

Galaxy S9 vs iPhone X: ¿cuál es la diferencia entre ellos?

Ahora Apple ha adoptado un diseño sin bisel para el iPhone X, el cual hace el dispositivo mucho más parecida a sus rivales Android. Después de todo, hemos visto biseles cada vez más finos en teléfonos Android como una moda ahora.

Considerando que el Galaxy S9 no ha cambiado mucho en comparación con su predecesor, estas similitudes aún permanecen. Samsung ha logrado expandir la pantalla del Galaxy S9, haciendo que la parte superior e inferior del bisel sea aún más delgada. Esa es una hazaña. Y en la parte frontal todavía se queda algún espacio para colocar las cámaras y los sensores.

El enfoque de Apple es ligeramente diferente al de Samsung e incluso más controvertido. Su pantalla está en el borde del marco superior del teléfono, pero hay un área recortada, o “muesca”, que, coloquialmente hablando, deja espacio para cámaras y sensores. El año pasado, Samsung se había burlado de este diseño en vídeos de comedia, pero no me sorprendería si algos semejantes aparecieran en el nuevo Galaxy S9.

El lector de huellas digitales en el Galaxy S9 ahora está debajo de la cámara trasera. Esto es un poco mejor que antes, pero sigue siendo muy engorroso de usar. Además, el Galaxy S9 también tiene una función de desbloqueo facial y de iris, que es un poderoso rival del Face ID de Apple. Face ID de Apple ofrece una solución más completa, no puedes usar sus iris para los pagos de Google Play, por ejemple, pero por supuesto que el lector del ID Touch ya no existe.

Ambos teléfonos cuentan con pantallas OLED de 5,8 pulgadas; la de Samsung es un Super AMOLED. Comparado entre los dos, el Samsung S9 tiene una resolución más alta de 2960 x 1440 y una resolución de 570 píxeles, mientras que el iPhone X utiliza un OLED de 2436 X 1125, lo que hace que la densidad de píxeles alcance a 458ppi. Y ambos los dos pueden mostrar contenido HDR de Netflix, pero Amazon Prime y YouTube HDR solo son compatibles con Galaxy S9.

El cristal en la parte posterior del iPhone X lo hace sentir más avanzado, y el Galaxy S9 también está hecho de materiales de alta calidad que coinciden con su precio. El iPhone X usa la resistencia al polvo y al agua del IP67, mientras que el Galaxy S9 es un poco más resistente con IP68. Esto básicamente significa que el Galaxy S8 puede permanecer en una profundidad de 1.5 metros durante 30 minutos, mientras que el iPhone X solo puede sumergirse a 1 metro por el mismo tiempo.

La adición de un cristal en el iPhone X significa que admite carga inalámbrica, y Galaxy S9 también lo ha adoptado. El iPhone X no tiene la entrada para auriculares, por lo que necesitarás usar un adaptador Lightning, pero en el Galaxy S9, él todavía permanece.

Además, Samsung ha hecho algunos diseños interesantes para sus altavoces. En el S9, los altavoces son frontales y sintonizados por el AKG. Aparte de eso, también son compatibles con Dolby Atmos para un efecto de sonido pseudo surround. Seguimos considerando que los altavoces en iPhone X son mejores, el sonido es más rico y no se cambiará a alto volumen. Pero los de S9 ofrecen un gran mejoramiento en comparación con sus modelos anteriores.

Samsung Galaxy S9 vs Apple iPhone X - ¿Las especificaciones de cuáles son más potentes?

Desafortunadamente, comparar el rendimiento de los iPhones y los Android es similar a comparar manzanas y naranjas. Especialmente porque el iPhone está ejecutando el sistema operativo iOS, que está diseñado para aprovechar hardware. Lo que sí sabemos es que no hay ningún problema en el rendimiento de estos dos teléfonos.

El Galaxy S9, como es habitual en Samsung, se puede equipar con el nuevo Qualcomm Snapdragon 845 o su propio chip Samsung Exynos 9810, dependiendo de dónde lo hayas comprado.

Nuestros benchmarks preliminares de Snapdragon 845 mostraron que el iPhone X obtuvo 4257 en la prueba de un solo núcleo y 10.364 en la prueba de múltiples núcleos Geekbench 4, comparado con el puntaje de Snapdragon 845 en el GB4 de 8244 y 2472. Además de las pruebas comparativas, el rendimiento real, que es más importante, muestra que ambos teléfonos se sienten muy rápidos en el uso diario y pueden manejar cada aplicación en sus propias tiendas de aplicaciones. Sin embargo, sentimos que el iPhone X realmente es más fluido.

En términos de RAM, el iPhone X está equipado con 3 GB, mientras que el Galaxy S9 adopta 4 GB. iOS y Android manejan la RAM de forma diferente, por lo que en este caso, un número mayor no necesariamente equivale a un mejor rendimiento.

Ambos teléfonos tienen las versiones con 64 GB o 256 GB de almacenamiento incorporado, pero el Galaxy S9 tiene una ranura microSD, que admite tarjetas de hasta 400 GB. Esa es una manera mucho más económica para ampliar el espacio si deseas optar un dispositivo más barato con menos capacidad de almacenamiento incorporado.

En cuanto a las cámaras, tanto el iPhone X como el Galaxy S9 ofrecen sensores de 12 megapíxeles para la cámara trasera. Sin embargo, las cosas se vuelven diferentes cuando se trata de las lentes. El iPhone X tiene una configuración de lente dual: la lente ancha tiene una apertura f/1.8 y la lente de teleobjetivo tiene una apertura f/2.4. Ambos admiten la estabilidad de las imágenes ópticas.

Esta configuración de doble lente proporciona una mayor libertad de visualización, después de todo, el uso del zoom digital a menudo reduce la calidad de la imagen. La gran apertura f/1.8 en el iPhone X permite que llegue más luz al sensor, pero no disminuye la velocidad del obturador ni introduce el movimiento de la cámara, y esto es lo que hace el teléfono funcionar bien.

El Galaxy S9 solo tiene una lente (a menos que eliges el modelo Plus) y, por lo tanto, su función de zoom no es tan fuerte. Pero el ingenioso truco del S9 es que proporciona una apertura mecánica variable entre f/1.5 y f/2.4. Al igual que la lente en una DSLR, puede abrir o cerrar su diafragma, permitiendo que más luz llegue al sensor. Por ejemplo, la apertura f/1.5 ofrece más luz que la f/1.8 del iPhone X. Pero la apertura también afecta el 'bokeh', que es el desenfoque de fondo que te ayuda a distinguir el sujeto del fondo.

La apertura variable del S9 no debe ser confundido con los ajustes de apertura analógica basados en software que se ven en los teléfonos rivales de Huawei o en Pixel de Google. Tener una apertura mecánica real es una verdadera hazaña de ingeniería, y, además, también es el primer paso para la cámara de teléfono inteligente. Esta tecnología significa que el Galaxy S9 se puede adaptar mejor al entorno de luz.

Buena cámara necesita especificaciones para tomar buenas fotos. Antes que nada, debemos decir que ya sea que esté filmando en una habitación bien iluminada o filmando en un pub poco iluminado, estos dos teléfonos sí pueden tomar fotos muy buenas con detalles excelentes y sus sistemas de enfoque son rápidos y precisos.

Pero en términos de calidad fotográfica pura, creemos que el iPhone X captura mejor imagen. El Galaxy S9 tiende a sobreexponer las imágenes. Por ejemplo, a menudo encontramos que amplía demasiado la parte clara de la foto. Y cuando se toma la foto, también hay una gran cantidad de procesos para suavizar los bordes.

Tanto el Galaxy S9 como el iPhone X han adoptado una buena lente para adaptar la cámara en la situación de poca luz, pero una vez más, las imágenes del S9 pueden tener colores excesivamente reforzados que causan carencia de detalles realistas.

Sin embargo, el S9 también es muy impresionante debido a la gran cantidad de opciones y funciones ofrecidos en su aplicación de la cámara. Puede grabar vídeo en cámara lenta a 960 fps (El límite superior de iPhone X es de 240), tiene un modo "Pro" completo para control granular y muchas otras funciones. Ambos teléfonos pueden grabar vídeo 4K Ultra HD a 60 fps.

Samsung Galaxy S9 vs Apple iPhone X - Precio

Hasta este momento el iPhone X es el teléfono más caro de Apple con los precios desde
1.159 € para el modelo de 64 GB hasta 1.329 € para la opción de 256 GB. Los precios para el Samsung Galaxy S9, por otro lado, se compara favorablemente con el iPhone por el modelo de 64GB de 894 €. Pero el precio saltó a 949 € en el modelo de 256 GB.

Samsung Galaxy S9 vs Apple iPhone X - Veredicto

Estos son dos teléfonos excelentes que son buques insignia para sus respectivos sistemas operativos. El iPhone X fue un gran paso en la dirección correcta para Apple, y aunque el S9 es solo una pequeña actualización, sigue siendo un gran teléfono.

El S9 gana por el precio, aunque ambos son caros, y es más conveniente (microSD, conector para auriculares, USB-C), pero creemos que el iPhone X tiene la mejor cámara.